martes, 30 de octubre de 2012

Las calles de Berlin


Muchas veces he paseado por las calles de ciudades europeas, e incluso alemanas, pero hoy, por primera vez, tuve la suerte de recorrer las calles de Berlín. No se si suena muy acido, pero creo que esta ciudad es una de esas ciudades donde la Guerra, por mucho daño que haya hecho,  también le ha sentado bien.

Desde que pones un pie en Berlin, sientes la imponencia de la tecnología y el poderío alemán, reflejado en sus edificios de estructuras súper modernas, tipo estadios de futbol, pero hasta para los centros comerciales y edificios financieros, de una limpieza y buen gusto que no puedes hacer otra cosa que decir: “Estos alemanes si que son unos duros” Eso es algo que pasa en otras ciudades de Alemania, como en Frankfurt o incluso en Paris, pero lo mas agradable de Berlín es que sus ciudadanos son gente tan amable y abierta, que no te importa hacerles saber que son unos duros, porque sabes que te lo agradecerán con una sonrisa de nerd bien simpática, y, con sus acento bien afincado.

Y  digo acento porque yo, a pesar de tener una pinta de alemana bastante intensa y mostrar una identificación que dice que vengo de la parte alemana de Suiza, no hablo mas de 3 palabras en Alemán. Eso si, Sauerkraut y Bitte las digo perfectas!! Me duele admitir que ya más de una vez se me que quedan viendo en las tiendas o en el aeropuerto y, luego de ver mi ID, me preguntan Dont speak German???? Deben pensar que soy una bielorusa traficada que se la vendieron a un Suizo o algo por el estilo.

Pero aquí en Berlin, menos que en cualquier ciudad alemana, la barrera del idioma no ha sido un problema. De hecho, la gran mayoría de la gente habla ingles, muy bien educada y están mas que dispuestos a ayudarte y a que te sientas bien en su ciudad. Por eso una vez mas  se merecen que repita: Estos alemanes son unos duros!

Yo se que quizás piensen que me traten bien por mi pinta de catirita, pero ya me han repetido en múltiples oportunidades, e incluso lo he comentado con mis amigos alemanes, que los habitantes de esta ciudad han decidido vivir en armonía con la diversidad, con la libertad de expresión y con el respeto hacia los otros y la naturaleza. Esto, según mis amigos, es producto de haberla “cagado” en tantas guerras y haber aprendido que mejor invertir la plata y el esfuerzo en cosas mas pacificas y tecnológicas. Cosa que sin duda lo están haciendo muy bien.

Durante el dia de hoy solo tuve chance de pasear por la zona de Mitte, la cual recorri durante 7 horas de caminata, luego de haberme comido un brunch  de salchichas acompañada de mis dos cosas favoritas, mi novio y Sauerkraut.  La pasión por la culinaria de esta zona me corre por las venas.  La verdad es que, si mi Opa estuviera vivo, yo seria sin duda la nieta favorita. O quizás ni de vaina me invitaría a su casa, porque me comería toda su comida. Una de dos. Pero lo que si es seguro es que la genética germana domina.


Luego de sendo desayuno germano, recorrí por 7 horas las calles de la zona de Mitte, pasando por la puerta de Bradenburgo, y explorando hasta Alexandreplatz. Una combinación divina entre calles super modernas, trendy, llenas de vida, con plazas y edificaciones antiguas, que te recuerdan constantemente, que los alemanes no son unos duros ahorita, tienen rato siéndolo.

Y así, luego de entrar en callejuelas y pasajes que por fueran no decían nada, y de repente te llevaban a todo un mundo de tiendas y bares subterranenos, fue que descubrí una versión alemana del cine “el Trasnocho”. Y, como buena costumbre que tengo en todos mis viajes, decidí que mi stop de descanso de casi 10 horas caminando, lo iba a hacer “pretending’ que vivo en Berlin con Mikey, y , sin pensarlo, entramos a ver una película Escosesa del Festival de Cannes, para así cerrar la noche con broche de oro y prepararme para mañana seguir descubriendo por qué es que todos hablan de Berlin.

Gute nacht


miércoles, 24 de octubre de 2012

Las contradicciones Caraqueñas a bordo de un Metrobus

Por muchos años que haya vivido en Caracas, y por muchas cosas que haya visto, nunca dejan de impresionarme las contradicciones que inundan nuestra ciudad. 

Usualmente, me lanzo a caminar o a trotar por las calles, por el simple hecho de explorar los alrededores o por hacer ejercicio en rutas diferentes. Ayer, decidí que iba a ir trotando desde mi casa hasta Las Mercedes. Sorpresivamente, los espacios peatonales desde Prados del Este hasta el Tolón no eran demasiado malos, y la suciedad del aire que respiraba, no llegaba a niveles mexicanos. Como era de esperarse, la gente me veía con  cara de curiosidad (no a mucha gente se le ocurre trotar por esta zona, lo cual es totalmente comprensible) y uno que otro que me dijo "Hello" pensando que yo era una de estas gringas desadaptadas que no ha entendido que uno no trota por los bordes de la autopista. (también comprensible)

El hecho es que, hasta aquí, era un poco de lo mismo que uno ve, siempre que decido hacer este plan de rutas alternativas, pero cuando llego a la parada de autobús que esta frente a Paseo Las Mercedes, me encuentro con la señora que va a limpiar a mi casa, quien muy sonreida y amable, me saluda y me pregunta "que hace usted por aquí toda sudada, mija?"Yo le cuento mi plan de volver a la casa en autobus, y ella me recomienda que mejor agarre el metrobus, que me deja por ahí mismito y está mejor que la "buseta".   

Yo, afortunadamente, aun cuando me he montado mil veces en "buseta", decido hacerle caso y salgo corriendo al metrobus, me monto de un salto, y, como iba muy lleno, me quedo pegada al conductor. Cuando saco mi dinero del bolsillo, contando con que me saliera igual de caro que el otro, me doy cuenta que cuesta menos de la mitad, cosa que en el momento fue tremendamente conveniente, ya que así no tuve que sacar "la caleta" (termino criollo/malandro para aquella cosa que tienes más escondida) y pude pagar con el billetico de 2Bs.F que tenía en la gorra. 

Pero esa tampoco era la sorpresa a la que viene este cuento.

Cuando ya pago y me quedo paradita al lado del conductor, me llama la atención la voz de la radio con el que se comunican los conductores, cuando oigo que uno de ellos dice: "Compañero de la ruta numero X a La Trinidad, su unidad ha llegado a su capacidad máxima. Sea consciente y no deje abordar mas pasajeros hasta que libere espacio". Obviamente, esto suena como demasiado civilizado para nuestro caótico sistema de transporte público, así que paré la oreja y seguí escuchando con atención lo que decían, a ver si es que yo estaba delirando del cansancio de la trotada o que? 

A los pocos instantes, suena otra vez la radio. Esta vez decía: "Compañero de la ruta Y, se está aproximando a una zona de mucho tráfico y hay mucho motorizado imprudente transitando por ahí. Seamos consientes, apoyémonos para hacer el mejor trabajo y apliquemos los conocimientos adquiridos" Ya ahí si es verdad que yo estaba con la quijada en el escalón. No me podía creer lo que estaba oyendo. Si cerraba los ojos era como estuviera en Estocolmo, del nivel de consciencia laboral con el que esta gente se estaba comunicando, y si los abría, era como si estuviera en cualquier carretera colapsada de Jaipur. Una vaina loca!!! 

Al final, llegue a mi parada de destino, para inmediatamente volver a la realidad, no tan sueca, en la que vivimos. Una realidad donde para cruzar la calle, tuve que esquivar a las motos y a los carros, que no se enteran de que el peatón tiene prioridad, insultar a unos camioneros para que dejaran de decirme cochinadas y estar  siempre consciente, que en Caracas, simplemente vivimos entre lo satánico y lo sublime. 









lunes, 22 de octubre de 2012

El inmortal Paseo Las Mercedes

Desde que tengo uso de razón, he frecuentado el Centro Comercial Paseo Las Mercedes con una frecuencia que hoy en día me sorprende. Pero solo ahora es que aprecio lo pintoresco que es "El Paseo" 

Para la mayoría de la gente, este sitio es así como un Mall que se quedo mal pegado en el pasado, que se niega a renovar su look y que solo tiene tiendas para viejos. Pero, para el que se detiene a descubrir, inmediatamente se da cuenta de que es mas conveniente y tiene mas cosas que el sombrero de Hermione Granger. Uno no sabe de donde salen tantas tiendas, pero lo cierto es que allí uno encuentra desde el zapatero italiano que tiene como 150 anos, que te deja los zapatos como nuevos con sus técnicas old school, , hasta  el cine mas bonito y moderno de la ciudad. 

Cada vez que voy al Paseo es como si fuera a una especie de Epcot Center. Si vas a la parte de "La Cuadra", sientes que estas en un laberinto de mini tiendas perdido en algún pueblo medieval europeo, pero luego caminas hacia la fuente, y sientes que en cualquier momento te encuentras sentados en el banco a los padres de Eric de "That 70's show". Y si te quedas por ahí explorando, siempre descubres alguna tienda nueva, que resulta que tenia ahí toda la vida, pero solo ahora es que la ves. No se como pasa eso, pero de verdad que pasa.

Al bajar las escaleras, el cambio es tan drástico que es como si salieras del paseito de los Vikingos Noruegos y te metieras en el Cohete Espacial de Epcot. La diferencia tan radical entre el look antiguo de la parte de arriba con respecto a esta parte de abajo, también conocida como "El trasnocho", es brutal. 

El Trasnocho es así como un espacio cultural super Bohemio/chic/adulto contemporáneo que no muchos se imaginarían que podrían encontrar en Caracas. Pareciera que hasta los personajes que encuentras en la parte de arriba, no vivieran en la misma ciudad que los que encuentras abajo. Hasta los viejitos, que inundan el cine del Trasnocho todo los domingos, parecieran tener unas pintas todas Cool, como diciendo "a pesar que soy viejito, tengo sendo estilo". Y los jóvenes, un poco mas escasos, que suelen verse por ahí, son del tipo ultra bohemio, hippie chic,  de esos que tienen tanta personalidad que ni de broma van al cine comercial con la plebe. 

Pero no son solo los personajes los que cambian radicalmente. Los colores y los materiales que usaron para remodelar este espacio del "Trasnocho" son tan radicalmente diferentes a los de la parte de arriba, que se siente un contraste como el de la pirámide invertida en medio del Museo del Louvre. Y, a eso se le suma que las salas de cine son modernisimas e impecables, el espacio del Teatro es como un lounge londinense, la galería de arte esta super bien presentada y la chocolateria "Kakao" es digna de cualquier rincón de Suiza.

En fin, me fascina el Centro Comercial Paseo Las Mercedes. De alguna forma consigue mantener un equilibrio perfecto entre conveniencia, originalidad, charm, ubicación y versatilidad que pocos centros comerciales pueden ofrecer. Así que para los que no tengan nada que hacer una tarde cualquiera, les recomiendo que se den una vuelta por las tienditas de "La Cuadra", le den una visita a la tiendita de instrumentos de Música, se tomen un chocolate caliente en "Kakao", vean una película de cine independiente o caminen sin rumbo definido, porque seguramente alguna cosa o persona interesante se encontrara en los pasillos del inmortal "Paseo".






sábado, 20 de octubre de 2012

Una pelicula de terror por ahi en Sabana Grande

Por alguna razón, esta mañana mi papa me convenció de que lo acompañara a hacer diligencias, en vez de irme directamente a disfrutar del sol de un sábado caraqueno. Inocentemente, estaba aceptando participar en uno de esos planes que no tienes ni idea de por que dijiste que si, pero que lamentablemente te vienes a dar cuenta muy tarde para arrepentirte. 

No eran ni las 10 de la mañana, y yo estaba de parrillera de la Scooter de mi papa, cruising por la autopista Francisco Fajardo y enrumbada, sin permiso a arrepentirme, hacia el Bulevar de Sabana Grande. La mision?: Buscar la pata de los lentes de leer del gordo, en una tienda del Bulevar (Super FUN!!)

El plan de por si no sonaba muy convincente, pero cuando ya vi que no tenia escapatoria, pues decidí que era mejor buscarle el lado positivo. La verdad es que ir a Sabana Grande un sábado cualquiera, a caminar por el Boulevar, no es algo que haga muy a menudo, así que no era ni tan mala idea echarle una visitica a nuestro olvidado paseo peatonal, que lamentablemente ha sido tomado por el municipio "Apache" (nombre con el que mi papa denomina a una zona chavista, anárquica y detestable) 

Mi primera reacción, al bajarme de la moto, fue caminar a un ritmo lento de turista japones, dando pasos en diagonal, ocasionados por una mirada que estaba perdida en los alrededores, en vez de estar guiando la dirección por donde iba. Mientras tanto, el gordo, quien se bajo de la moto decidido a encontrar la tienda y salvar sus lentes, rápidamente se me fue adelante, caminando derechito a un negocio que parecía abandonado. Al verlo, decidí quedarme parada a mitad de camino, viendo a los viejitos que comían empandas, invadidos por el ritmo del reaggeton intenso que salia de la zapatería de al lado.

Al ver que mi papa no se había devuelto, y que sorpresivamente seguía abierta la tienda, decidí acercarme y entrar a saciar mi curiosidad. 

Mi primera impresión de la tienda fue así como si me hubiera montado en una maquina del tiempo: Al cruzar la puerta, sentí como si hubiera aterrizado en una óptica semi quebrada durante la época franquista. Los modelos de los lentes de las vidrieras eran uno mas vintage que el otro (pero no de esos que están hechos ahora con look vintage. Estos eran the real thing!!) Los muebles y las vidrieras eran de una especie de fórmica marrón desteñida, y los sillones eran de estas sillas cuadradas, forradas en tela gruesa,  como sacados de una escena de "The Shining". 

Y por si no fuera ya medio creepy el sitio, sale un señor tembloroso de Parkinson, medio gordo, desgarbado y con pecas de esas que tienen pelos, a tratar de comunicarse con mi papa en un español bastante limitado. Pero, de repente, apareció una gorda gigante, con unos lunares de pelos negros en los brazos bastante impresionantes, a hablarle al señor en un idioma que no pude descifrar. Al principio me parecía que era catalán. Después pensé que era como un dialecto del sur de Italia, pero luego mi papa me saco de dudas y me dijo que lo que hablaban era RUMANO! 

A los pocos minutos de ver al señor rendirse, y dejar que su hija le explicara a mi papa que era imposible conseguir ese repuesto, yo estaba empezando a entrar en pánico. La voz de la gorda y su nivel de negatividad eran agobiantes, y, por si no fuera poco lo intenso de la situación y lo depresivo del lugar,  el señor decidió pasarle todos los pares de lentes a mi papa, para que se probara una nueva montura y, en vez, comprara otros. Mi papa no encontraba como decirles que no le pasaran mas lentes, y yo no hallaba como decirle a mi papa que quería salir de allí o me iba a dar la desesperación.

Afortunadamente, logramos convencer a la gorda de que se quedara con los lentes y nos llamara si encontraba el repuesto, por lo que cuando los metió en el sobrecito, yo jale a mi papa por una manga y apenas nos enrumbamos de vuelta, no pude decir otra cosa que: "gordo, que carajo fue ese sitio? Y así, sin saber la respuesta, nos montamos en la moto y dejamos atrás el set de esta película de terror, al que inexplicablemente vine a parar, por estar yendo a reparar lentecitos con mi papa, en algun lugar del Bulevar de Sabana Grande.





 


jueves, 18 de octubre de 2012

Cuentos de gatos

Hace ya mas de 15 anos, he tenido la fortuna de vivir en un hogar donde los animales son parte íntima de nuestro día a día, y aunque todos en nuestra familia quisiéramos vivir con elefantes, jugar con tigres o amaestrar iguanas, hemos tenido que escoger vivir con los gatos. 

La verdad es que eso de tener que escoger suena mas forzoso de lo que debería, porque honestamente, vivir en un apartamento con gatos es una de las cosas mas divertidas y nutritivas para el corazón que yo he podido experimentar. 

Por alguna razón incomprensible, en la mayoría de las sociedades occidentales, los gatos son vistos como criaturas asquerosas, traicioneras, malagradecidas, agresivas y cuanto otro adjetivo descalificativo se les ocurra. Esto ha causado que sea muy normal que los envenenen como si fueran ratas, les echen agua fría para espantarlos, los pateen o les hagan maldades, por lo que algunos de estos animalitos han desarrollado unas personalidades de desconfianza y cautela hacia el humano (totalmente comprensible) que han reforzado la errónea generalización descalificativa hacia ellos. Pero la realidad es totalmente opuesta. 

En mi casa de Caracas hemos tenido la suerte de convivir con 3 gatos: Gato, Miau y Bolita. (Sendos nombres no???) a los que se suman los otros gatos que han vivido en nuestra casa de Choroni (los cuales han matado en su mayoría), y las otras raras mascotas que han pasado por la casa, dentro de las que se encuentran la culebra tragavenados de mi hermano mayor, conocida como Yoda, un Lemur, que no me acuerdo como se llamaba, y el muy querido morrocoy Cecilio. No voy a contar los bichos, lagartijas, escarabajos, palomas y cuanta otra cosa se nos haya ocurrido adoptar brevemente, porque no creo que sea parte tan relevante en la historia. 

Lo cierto es que hemos estado rodeados de estas criaturitas tan maravillosas todas nuestras vidas, pero en especial, de fascinantes gatos. Por alguna razón, luego de que vives con gatos, te vuelves adicto a ellos, y ellos se vuelven adictos a ti. No exagero, es como si te empataras con alguien super intenso, celoso, apasionado, hedonista y excesivamente hogareño. Cada vez que vuelvo de viaje, tengo que jalarles mas mecate que un esposo adultero, para que se recuperen de la indignación que sienten por tal abandono inesperado y no consultado.

Por ejemplo, la Miau (mi gata menor) la traje a mi casa siendo una bebe de 1 mes, y aun cuando ella sabe claramente que fui yo quien la trajo y la cuidó desde que era una ratoncita medio fea, me hace caso a la mayoría de las cosas para lo que la entrené y me cela mas que mi propio novio, la muy ingrata esta locamente enamorada de mi papa. No me explico que le hace el gordo, pero la intensidad de amor entre ellos es algo que ralla en lo pornográfico. Si mi papa no esta en la cama a las 8pm, ella lo busca en la sala o en la cocina y le maulla como reclamándole para que vaya a acostarse. Y la siesta, obviamente debe hacerse todas las tardes de 1 a 2pm, empollada a un costado de la barriga de mi papa. Pero como la Miau no carece de astucia, a quien le da en el cachete todos los santos días a las 6am, para que se despierte y le llene el plato de comida, es al ángel de mi mama. Quien, a pesar de haber sido una de esas personas que odiaba los gatos antes de vivir con ellos, ahora es mas fiel y consentidora con ellos que con sus propios hijos. 

La Bolita, tampoco queda atrás en peculiaridades. Ella es una viejita de aproximadamente 16 anos. Llegó a la casa en un bolsillo de la camisa de mi hermano Carlo, y desde ese instante, ha considerado que él es su mama. Cuando era mas chiquita, dormía estirada en los ojos de Carlo, haciéndole de antifaz mientras él también dormía. Hasta estas alturas, no puede ver a ninguno de mis hermanos en el sofá de la sala, porque sin pensarlo ni pedir permiso, se les monta encima y les cae a besos con una intensidad cual Pepe Le Pu (aquí es la gata la intensa y no el zorrillo). Y en lo que ve que yo abro la nevera y sueno el pote del jamón, se le olvidan todas sus dolencias de vieja, y salta desde donde este, sin cojear ni un poquito, y se me instala a maullar, hasta que le suelte algo de la grasita que rodea el jamón. Cosa que no puedo evitar hacer, aun cuando mi papa me regaña porque le estoy dando a la gata de su jamón Puruncumpun carísimo. Pero como le dices que no a una carita como la del gato de Shrek?? Sería un pecado.

Si sigo escribiendo sobre las peculiaridades de estos animalitos, puedo quedarme aquí hasta que ya nadie me lea, pero el punto al que quería llegar es que no hay duda de que ellos son seres tan o mas  complejos que nosotros mismos. Por lo que si les damos amor y atención, podemos estar 100% seguros de que ese amor no va a hacer otra cosa que multiplicarse. Por eso le pido al mundo y a todos los que me leen, que si tienen la oportunidad de hacer algo por los seres vivos del mundo, no lo piensen dos veces, porque ellos si saben lo que es agradecer y devolver el amor a quien lo merece.

One Love,

Catwoman.



martes, 16 de octubre de 2012

Los tipos de personajes de la fanaticada Vinotinto

Desde muy pequeña, por una razón que nadie en mi casa ha descubierto todavía, he desarrollado una afición desmesurada por los deportes, por lo que he pasado una cantidad de horas irracional, sentada frente a la televisión o en un estadio, viendo deportes. Por lo que a lo largo de mis muchas sesiones deportivas, y en especial las de fútbol, he tenido la oportunidad de observar un fenómeno que vale la pena escribir aquí. 

Desde hace unos anos, la selección venezolana de fútbol, también conocida como "La Vinotinto" ha pasado de ser una desgracia nacional a un equipo con posibilidades de clasificar a un mundial. (Si eres un lector de un país europeo, o suramericano diferente a Venezuela, debes estar pensando que el hecho de SOLO tener posibilidades de clasificar al mundial es sinónimo de desgracia nacional, pero para nosotros los venezolanos,  ya eso es una razón de orgullo nacional) 

Lo cierto es que esta mejoría en el desempeno de nuestro equipo de fútbol nacional ha servido como una excusa mas, como si no tuviéramos ya muchas excusas, para reunirse a tomar cervezas, hacer parrillas o armar una reu (como dice mi hermanito en su slang semi adolescente). Esto, obviamente, no es exclusivo de los venezolanos: En cualquier parte del mundo la gente usa al fútbol como una excusa para reunirse a ver los partidos, pero como yo crecí en Venezuela y he podido ver la evolución de la fanaticada vinotinto, es que he podido apreciar los particulares personajes que componen la fanaticada de nuestro país.

Uno de los mas comunes es el adolescente/adulto joven, que por haber pateado unos cuantos balones en el equipo del colegio, o por haber estudiado en un colegio como el San Ignacio de Loyola o La Salle, o por pasar mas de 3 horas al día jugando FIFA, piensa que sabe mas de fútbol que el director técnico y todos los comentaristas juntos. Este personaje pasa todo el partido criticando, preguntándose como es que el entrenador no mete a este jugador, o gritándole a los comentaristas de Meridiano TV que se callen porque son brutisimos. Debo admitir que hay muchos que si saben mas que los comentaristas de Meridiano TV, pero solo aquellos que llevan viendo los juegos de la Vinotinto, desde aquellos tiempos cuando la marca del uniforme era ovejita, son quienes merecen emitir juicios de tal magnitud, e incluso, se les podría permitir, que insulten de vez en cuando a Cesar Farias.

El otro personaje, muy pintoresco y común, es la novia o amiga del adolescente o adulto joven, que va a ver el partido, unica y exclusivamente, para hacer un juicio estético de los jugadores. Esta pasa la mayoría del partido hablando con la amiga, o leyendo una revista (No estoy exagerando. Tengo una evidencia en estos precisos momentos en la sala de mi casa), y se limitan a criticar el corte de pelo que se hizo este, comenta lo feo que es el de los dientes doblados o le grita a la amiga que vea los cuadritos del pana que se quito la camisa al final del partido. Hasta aquí, no tengo mayor problema.  Es mas, estoy segura que hasta los mismos hombres piensan en lo chévere que seria tener los cuadritos del pana que se quito la camisa, pero el problema de este tipo de personajes, es que hay algunas que tratan de hacer comentarios sobre el juego. Aun cuando no tienen la menor idea de lo que significa un fuera de juego, ellas insisten en decir cosas como: "berrooo, por que no corre?" "conchale, que malo ese portero" o inclusive se ponen a discutir con los que saben mas de fútbol, argumentando que no es justo que saquen a tal jugador "porque ha jugado cheverisimo"

A estos dos tipos de personajes, suelen acompañarles los adultos/viejos, que jamas se sientan a ver un partido de nada, pero que a la hora de que juega la Vinotinto, se pasean por la sala donde todos están reunidos viendo el juego, y hacen comentarios medio random sobre alguna jugada (Generalmente son comentarios no tan pendejos como los del personaje anterior, y algunas veces son bastante acertados). Pero a estos personajes no les importa mucho el juego como tal, lo que les importa es el resultado. Cuando gana la Vinotinto, todos ellos ponen una cara de alegría y hacen un comentario tipo: "Que bien nuestro equipo. Que corazón le ponen esos muchachos" Pero cuando el caso es el de la derrota, nos encontramos con una mayor diversidad dentro de este reglón de personajes: Por un lado tenemos a los señores con un perfil medio oligarca/pacifico, que cuando dan el pitazo final, se lamentan, pero dicen, con esperanza, que seguro el próximo partido ganamos. Luego esta la típica señora radical y de extrema derecha, que se pone brava y aprovecha para echarle la culpa al gobierno, y de una dice que "perdimos porque el gobierno le prohibió a Polar patrocinar al equipo". Y, por ultimo, siempre se encuentra el típico señor ultra negativo, que aunque jamas se detiene a ver la evolución del desempeño del equipo, insiste en que somos un equipo terrible y que siempre lo seremos. 

Además de estos tipos de personajes de los que les he contado, deben haber muchos mas, pero creo que me limitare a estas tres categorías, porque mas de uno de ustedes ya debe estar sintiéndose identificado con alguna de ellos o, al menos, estará mas alerta la próxima vez que se reuna a ver un partido de la vinotinto, para ver si lo que yo les cuento tiene algo de cierto. 


PD: Los acentos que faltan no los puedo colocar porque mi Mac del imperio no me deja. A mi tambien me da dolor de cabeza leer con esos errores, pero "ESTO ES LO QUIAY"




lunes, 15 de octubre de 2012

La ausencia de tema de inspiracion

Hoy por primera vez me pasa que me he sentado con ganas de escribir, pero no tengo ni la menor idea de lo que podría escribir. 

Hace un par de horas pensé que iba a escribir sobre las conversaciones random de los ascensores, pero luego me desvié hacia la lluvia torrencial que ha caído durante todo el día, ya que por un momento me puse a pensar en las posibles y tan diferentes apreciaciones y consecuencias que ella podría tener dependiendo de cada persona en nuestra ciudad. Si uno lo piensa bien, los espectaculares rallos que caen allá en la montana de Petare, no deben ser precisamente divertidos para esa persona que tiene medio rancho guindando desde el precipicio.

Pero luego de escribir unas cuantas lineas mas sobre la lluvia, la señora rancho, el motorizado debajo del puente y el muchachito subiendo el cerro, me pareció medio patético y bolivariano entrar en esa nota, por lo que deje de escribir y me fui a dar una vuelta con un amigo para ver si se me ocurría algo menos patético. 

Pues di mi vuelta, y luego de 1 hora de hablar "paja" me senté a escribir de nuevo y nada. Evidentemente la conversación no fue como muy profunda, porque después 60min hablando con alguien, uno debería tener así sea un chismesito divertido del que escribir. 

Es difícil toparse con estas situaciones donde no sabes de que escribir, pero lo mas interesante es que aun cuando no tenia ni idea de lo que iba a escribir, no podía concentrarme en lo que estaba viendo en la televisión, porque seguía pensando en que quería escribir.  Así que luego de darle y darle a la cabeza sin llegar a un tema suficientemente emocionante de contar, se me ocurrió que si tantas ganas tenia de abrir la computadora y sentarme a echar un cuento, pues por que no abrirla y echar el cuento de mi primera experiencia de frustración para encontrar un tema de escritura. 

Y ahora que ya llevo varios párrafos escribiendo compulsivamente, y aun así no estoy muy segura de donde iré a parar, es que me doy cuenta que esto exactamente es lo deben hacer todo el tiempo los escritores de Los Simpsons. Si uno se detiene a analizar las tramas de los capítulos de esa serie te das cuenta de la forma tan bizarra como cada uno de los episodios empieza con una historia y termina en algo que no totalmente inesperado.

La verdad es que no se si me acabo de lanzar toda esta teoría para sentirme mejor con el hecho de que no tenia la menor idea de lo que iba a escribir. Quizás lo hice para auto engañarme de que algún día podre escribir algo mas serio que este blog, y que hasta los grandes escritores pasan por estas ausencias de inspiración, pero lo que si es seguro es que a final de cuentas termine escribiendo mucho mas de lo que me imagine al principio y sacie esta necesidad impulsiva de plasmar en palabras los infinitos cuentos que cada día inundan mi cabeza.

sábado, 13 de octubre de 2012

Las costillitas de carne del Sr. Kim

Hace un par de anos, por esas vueltas que da la vida, terminé trabajando con un señor coreano que recién había llegado a Venezuela, el cual me contrató como asistente financiera para que lo ayudara a montar un negocio de camillas terapéuticas coreanas aquí en nuestro complicado país. 

Yo, por supuesto, los primeros días me creía la asesora financiera de Donald Trump, pero no pasó una semana para darme cuenta que no solo sería la asesora financiera del Sr. Lee, sino que sería su chofer, traductora, agente de bienes raíces, compañera de viaje, cambiadora de divisas, y pare usted de contar. De no ser porque le pedí SENDO sueldo, podríamos haberlo catalogado como una especie de esclavitud moderna. Pero ahora que ya pasó el sufrimiento, y las interminables horas de adoctrinamiento oriental, debo admitir que fue una experiencia que dejó muchos buenos aprendizajes. 

Como era de esperarse, ya que pasaba mas tiempo con el Sr. Lee de lo que lo hacia en mi casa, me vi en la obligación de comer casi todos los almuerzos con el. Al principio, me parecía como insoportable tener que comer con el bendito Sr. Lee, porque como buen coreano, era tan estricto que me daba instrucciones hasta durante la comida: "Flavia coma mas aloz. Flavia eso muy poquito. Flavia pol que no gusta calne?" Pero todo cambió cuando un buen día, siguiendo las recomendaciones de algún amigo coreano, el Sr. Lee me pidió que lo llevara a una casa en los Palos Grandes, porque le habían dicho que allí podíamos comer comida coreana. 

Debo admitir que cuando este señor me dijo eso, a mi no se me vino otra cosa a la cabeza que What da Fuck??? De dónde habrá sacado este pana que aquí en Caracas se puede comer comida coreana?? Pero, como dicen por ahí: honor a quien lo merece, así que debo reconocer que el Sr. Lee estaba mas IN en la movida culinaria underground caraquena que yo.

Y lo mejor del cuento no fue haber conocido la comida coreana y haber ido a comer allí gratis casi todos los días durante todo el tiempo que trabaje con el Sr. Lee, sino haberme hecho amiga de la familia completa del Sr. Kim (dueño de la casa donde comimos) quien ahora es el dueño del aclamado Restaurant Din Din. 

Hoy fue uno de esos alegres días en los que visite al Sr. Kim, y como era de esperarse, salí mas satisfecha que Anthony Bourdain en Hong Kong. Pero lo mas interesante, y lo que me llevó en un principio a escribir este post, es que Today I Met: La parrilla de costillas del DinDin! Nunca antes las habia comido, y todo gracias a las muy acertadas recomendaciones del Sr.Kim, quien me dijo que me olviadara del menu y me atreviera a probar la especialidad del dia, la cual normalmente se reserva para aquellos comensales mas achinaditos que yo, pero que  gracias a mis conexiones con la mafia coreana culinaria en la que me introdujo el Sr. Lee, tuve el lujo de acceder.

Para los que les guste explorar nuevos sabores, tengan una debilidad por la comida japonesa y/o china (mas o menos una fusión de esas dos es la coreana), o simplemente quieran vacilarse una experiencia diferente, les recomiendo que vayan a conocer el restaurante del Sr. Kim, porque como ven, luego de unos cuantos anos, sigue trayendo gratas sorpresas a esta muy particular comensal. 

                        Antes                                                                        Despues







viernes, 12 de octubre de 2012

I (heart) Parque del Este

Como ya he comentado en otros de mis escritos, El Parque del Este es uno de mis destinos mas recurrentes en la ciudad de Caracas. Pero esto no siempre ha sido así. 

Toda esta historia de amor entre el Parque y yo empezó a raíz de mi nueva obsesión por correr. Debo admitir, con mucha vergüenza, que de no ser por la necesidad de encontrar una pista para trotar, yo, al igual que la mayoría de mis amiguitos caraqueños, seguiría ignorando la existencia de una joya como esta.

Es vergonzoso admitir que la mayoría de mis amigos y mi entorno social ignora total o parcialmente lo mágico que es nuestro Parque Generalisismo Francisco de Miranda (como ahora lo llama nuestro inmortal Presidente). Nos la pasamos hablando del laguito cuchi del Central Park, de los magistrales botanical gardens del Golden Gate Park, de los paticos de Hyde Park, y ni se te ocurra olvidarte de la fuente de los Jardines de Luxemburgo. Pero cada vez que estamos fastidiados en Caracas, y no sabemos donde ir a pasar el rato, ponemos cara de ladillados y con tono de "me iría demasiado" decimos:"chamo, que foso esta ciudad, no tiene ningún sitio donde chilear (del verbo Chill out)"

Claramente, Caracas no se compara con NY, Londres, SF o Paris, pero cuando se trata de parques, tengo que decir, con mi orgullo Caraqueno bien en alto, que nuestro Parque del Este se puede dar el lujo de compararse de tu a tu con los parques mas cool del mundo. 
Aquel dia, luego de casi 8 anos desde la ultima vez que estuve en el PDE (abreviación) inicie mi visita decidida a encontrar el espacio para trotar, por lo que inmediatamente, y sin mucho esfuerzo, descubrí la pista de trote. Obviamente, dando brinquitos de alegria, me lance a caminarla, pero lo mas interesante es que no solo habia encontrado una pista para los trotadores, sino que además esa pista estaba llena de cartelitos (en perfecto estado) que te indican la ruta y la distancia del recorrido. Que detalle tan primero mundo!! 

Ya una vez que deje la euforia por saber que había encontrado el sitio perfecto para trotar, me dedique a pasear por las caminerias para dar una vuelta de reconocimiento a mi tan olvidado parque. No se si es que cuando era mas chiquita  y menos hippie no me impactaban tanto los arboles y las plantas, o es que este parque ha sido el único espacio publico de nuestra ciudad que no se ha ranchificado en estos últimos anos, pero lo que si es cierto es que lo que yo sentí al ver este oasis tropical, en medio del desastre de concreto en el que vivimos, fue algo así como la emoción de Cristóbal Colon cuando descubrió América. 

Luego de haber dado la vuelta al parque por la pista de trote, hacer un análisis antropológico del publico que disfrutaba del PDE en un domingo cualquiera, y darme cuenta de que mi pinta y mi cara de boba llamaban tanto o mas la atención que los cocodrilos del estanque, decidí que era hora de acercarme hacia la salida y dejar la meditación y el resto de la visita para otro día menos concurrido.

Como era de esperarse, el flechazo de amor que nos unió al Parque y a mi hace unas pocas semanas no ha hecho otra cosa que incrementarse en intensidad y codependencia, por lo que debo advertir que seran muchiiisimas mas las historias que aquí escribiré contándoles mis aventuras en el Parque, pero dada la extensión y los niveles de cursileria en los que ya estoy entrando, mejor sera que las dejamos para otro dia. 

Atentamente, 

The romantic tree hugger

I
 PARQUE DEL ESTE
(AKA Parque Generalisimo Francisco de Miranda) 


PD: Ahora que me estoy dando cuenta, hoy es día del descubrimiento de América y yo ando escribiendo historias de descubrimientos tropicales, como si fuera una versión moderna de Cristóbal Colon. Ya creo que estoy como los gringos que hacen capítulos de Friends de Navidad y los sacan en la semana del 24 de diciembre o Los Simpsons que sacan el capitulo de terror justo para Halloween.  Yo criticando a los gringos y soy mas comercial que los guionistas de Glee!!

miércoles, 10 de octubre de 2012

Una motorizada en Caracas

Hoy, como la mayoría de los días que estoy en Caracas, salí en moto, rumbo a hacer mi religiosa rutina deportiva matutina. 

Para los que no andan en moto, o no sepan como es la cosa de estacionar tu moto en Caracas, les explico que ser motorizado en esta ciudad es como entrar en una categoría de "Leproso o ex presidiario". El 95% de la gente nos mira con desprecio, no importa lo catirita que seas o los miles de dolares que pueda costar tu moto, el desprecio se mantiene. 

Como es de esperarse, ningún estacionamiento deja que entren las motos, y si dejan que entres, es a tu propio riesgo, por lo que estamos relegados a contar ciegamente en los postes de la calle para encadenarlas o en el "panita" que cuida las motos y los cascos. 

La gente no se imagina el papel tan importante que cumple "el panita" para el motorizado en una ciudad como Caracas. Yo, particularmente, que soy una persona bastante rutinaria en cuanto a los sitios que visito, tengo mi colección de cuidadores de moto a los que quiero casi que mas que a mis hermanos. Uno empieza a desarrollar una relación bastante intima con ellos. 

La panita del Avila ya tengo tiempo conociéndola. Es una señora como de 50 anos, con acento medio dominicano (tal vez es cubana, pero no pillo bien de donde es porque se ha venezolanizado, y me da como pena preguntarle, no vaya a ser que se me ofenda). La tranquilidad que me da a mi la presencia de esa mujer frente a mi moto es irracional. Si uno se pone a pensar bien, Qué carrizo va a hacer una señora de esa edad si un malandro viene y monta mi moto en una camioneta?? Podrá pegar par de gritos, o decirme cuando vuelva del cerro: "ay mija sabes que se llevaron tu moto pero no pude hacer nada", pero aun así, uno cuida esa amistad como si fuera de oro. Tanto es así, que cuando me doy cuenta que no lleve la cartera para darle unas monedas, me pongo nerviosa, converso con ella como 10min y le ofrezco hasta chicle, no vaya a ser que se me ofenda la panita y ahí si es verdad que quien me cuida la moto y el casco? 

Mas o menos lo mismo es en el Parque del Este. Pero ahí tengo como una especie de combo, porque en la puerta a veces esta un muchacho que cuida las motos de los basqueteros, y en frente esta la señora que vende los jugos. Como el que cuida las motos es medio irregular, he decidido darle el casco a la de los jugos y la moto al muchacho, y cuando este ultimo no viene, le digo al amigo de la de los jugos que le eche un ojito a la moto también. Esta dinámica hace que me salga un poquito mas caro la tarifa, pero como ya esa zona es mas feita que Altamira, pues mejor pagar mas que quedarme sin moto. 

Desde un punto de vista económico y científicamente racional, es casi imposible explicarle esto a una persona que no viva en Caracas. Como es eso que existen los estacionamientos pero las motos no entran? Como es eso que los estacionamientos de carro cuestan 3bs pero uno le da por lo menos 5bs (y mosca si le das menos porque te lanza las monedas al piso) al panita que te cuida la moto en la calle? Y por que habrías de confiar mas en una señora de los jugos para que te cuide la moto que en el policía o el guardia nacional que esta sentadote ahí al lado comiendo chupi chupi? 

La respuesta lógica no la se. Pero lo que si puedo decir es que esta es una realidad, como mucha de las incomprensibles realidades de nuestra dinámica caraqueña, que no uno simplemente asumió vivir pero que en realidad son dignas de escribir y comentar.

Una Motorizada Caraqueña

PD: "Gracias panita, nos vemos mañana ;)...

lunes, 8 de octubre de 2012

Al principio duele, pero no es tan malo como parece

Si mal no recuerdo, en mi post sobre el Avila culmine diciendo que esperaba no tener que salir corriendo al cerro a sudar la tristeza y la desolación de la derrota electoral.

Afortunadamente, el Avila siempre esta ahí con los brazos abiertos y me recibió fielmente cuando mas lo necesite!. Si, AFORTUNADAMENTE es la palabra que debo usar. Por un momento pensé en escribir que LAMENTABLEMENTE tuve que ir, pero no tiene mucho sentido ponerme a escribir, y usar mi tiempo y el de ustedes, en seguir lamentándome por la derrota. Si es cierto que no me siento muy contenta con el resultado (y para el que me conoce, sabe que perder no es precisamente algo que me tome muy bien), pero esta vez prefiero verle el lado positivo a la cosa.

Por ahí en mi celular tengo escrito un quote muy bonito, que creo que es de Buda, donde dice: "Cuida tus pensamientos  porque se volverán palabras. Cuida tus palabras porque se volverán actos" Y ya que ando en una de meditación, budismo, ser feliz, bla bla bla, creo que lo mas lógico es que uno ponga en practica lo que lee y aprende. Por eso he decidido cuidar mi palabra, y utilizar mi escritura para demostrar cómo es que de una situación tan potencialmente (si así uno lo decide) dolorosa y patética, también existe un lado muy positivo y esperanzador.

En ninguna elección en la que había participado, las cuales son muchas mas de las que debería, de no ser por la payaseria de Chavez), había considerado o creído genuinamente que iba a ganarle al chavismo. Pero esta vez era diferente. Esta vez si me lo creí. Me lo creí porque nunca antes, en toda mi memoria de 27 anos, yo había visto un sentimiento de unidad y desapego a la necesidad individual de figurar en nuestro lideres como esta.

Yo, desde hace unos anos para acá, he tenido una teoría de que Venezuela se merece a Chavez, entre otras cosas, para enseñarnos como sociedad que quien gobierna no debe ser una persona. Quien gobierna debe ser un grupo de gente que alinea sus esfuerzos y representa a toda la sociedad con la única intención de asegurar el bienestar máximo de los seres que habitan (incluyendo animales y flora) nuestro territorio nacional.Y coloco única en negritas porque quien decide ejercer la administración publica, debe hacerlo no por su interés personal de figurar o enriquecerse, sino por la única intención de asegurar lo mejor para el interés del colectivo.

Considerando esto, al ver un sentimiento de unidad hacia un proyecto y una actitud tan desapegada de todo tipo de protagonismo individual, no me quedaba otra cosa que creerme que había llegado el momento. Que había llegado el momento en que Venezuela había aprendido la lección, y no hacia falta seguir castigado por nuestra renuencia a aprender. Pero no fue así. No nos quitaron el castigo, pero lo aprendido, así como lo bailado, no nos lo quita nadie.

Todos esos mensajes de patriotismo que leí ayer en Twitter y Facebook, todas esas sonrisas de esperanza al ver a Henriquito (como le dice mi mama) convocar multitudes, toda esa unidad social, política y económica que vivió Venezuela durante esta campana electoral, son muestras claras de que la lección esta casi aprendida.

Y que aun así no nos quitaron el castigo? Bueno, eso es porque, como en todas partes, siempre están lo mas bruticos del salón. Esos que les cuesta mas aprender a leer,  que bajan el promedio de los mas inteligentes y disciplinados y que impiden que el resto se gane el viaje de fin de ano por haber pasado todas las materias. Pero si nos ponemos a pensar, yo no creo que ninguno de nosotros llegamos a odiar a los bruticos del salón. Yo creo que nadie dejo de ser amigo de los bruticos del salón porque bajaron el promedio o porque nos extendieron un castigo. Y así como de niños nunca fuimos capaces de eso, creo que tampoco debemos dejar de ser amigos y de seguir intentando, ahora mas que nunca,  que esos amiguitos menos dotados de inteligencia, aprendan la lección y nos permitan que todos juntos, mas pronto que tarde, podamos librarnos de este castigo y,, de una vez por todas, salir a jugar a que somos un pais en camino al PROGRESO.


domingo, 7 de octubre de 2012

El Mercado de Chacao

Hoy, luego de un fallido intento de levantarme temprano para ir a trotar y encontrarme con mi papa en el mercado de frutas de Prados del Este, surgió un excelente e inesperado plan alternativo: EL MERCADO DE CHACAO. 

Por lo que veo, mi escritura tiene un tumbao Valentina Quintero. Ayer escribí sobre el Avila y ahora me dio por el mercado. Quizás esto tenga que ver con el hecho de que yo siempre he dicho que "una de mis formas favoritas de viajar es a través de la lectura".

La experiencia del mercado fue de lo mas pintoresca. Yo creo que es un gusto heredado de mi papa. Bueno, en verdad no es que creo, estoy segura de que debe ser así, porque desde que tengo uso de razón, el único que me ha llevado a mercados en todas partes del mundo ha sido "el gordo". 

La verdad es que el mercado en si no tiene nada demasiado diferente a otros en la ciudad. Es como una versión menos hedionda y mas organizada del mercado de Quinta Crespo. Pero ya esos detalles cambian la experiencia considerablemente, porque uno puede detenerse a disfrutar cada stand y hablar con cada vendedor sin que te entre la desesperación por comprar y salir corriendo.

Luego de darle vueltas a la cabeza, y comparando la experiencia del mercado de Chacao con los "Farmer's market en USA y Europa, me di cuenta que la razón por la que estos mercados del trópico son tan llamativos y entretenidos no es otra que por las frutas y vegetales que allí se venden. Uno creció acostumbrado a ver las patillas, los cambures enormes, los riñones (también conocido como Anón), las papayas, guanábanas y cocos como algo muy normal. Pero si uno se detiene a ver bien los colores y formas de las frutas y vegetales de esta zona tropical, se da cuenta que son todo menos normales. Son todas con unos colores super intensos, unas formas rarisimas. Son como medio psicodélicas. 

Y por si no fuera poco toda esta experiencia visual, a esto hay que agregarle el carisma y las personalidades de los vendedores de cada puesto. Unos gritan a todo pulmón "remato, remato, llevalo que se acaba", otros te ofrecen pedazos de frutas para que te quedes enamorado del sabor y/o te de pena comerte un pedazo sin comprarle, otros te ven que miras la fruta y te juran por su mama que la de ellos es la mejor de todo el mercado y otros simplemente te ven que has agarrado varias cosas de su tarantin y es como si no fuera con ellos, hasta que por tercera vez le dices: "mira me puedes decir cuento es esto?" y con toda la parsimonia del mundo te miran de arriba a abajo y te dicen con una flojera terrible "dame 45bolos puejjj"

Honestamente, es toda una experiencia!! La recomiendo a quien le gusta ver algo diferente. Sobretodo si vas con un personaje como mi papa: Como era de esperarse y como sucede siempre, salimos con mas bolsas de las que podíamos cargar y con menos plata de la que esperábamos tener, pero mas contentos que unos niñitos, nos montamos en la moto, cargados hasta las orejas, listos para continuar las aventuras de un sábado caraqueno. 



viernes, 5 de octubre de 2012

Mi amigo el Avila

Como todavía no estoy muy ágil en esto de escribir sin un fin, ni un tema definido, pues no estoy muy segura de lo que escribiré. Pero de tanto ver películas y hablar con gente interesante, me he dado cuenta de que una de las mejores cosas que puedes hacer para descubrirlo, es sencillamente empezar a escribir. 

Hoy, como casi todos los días que estoy en Caracas, lo primero que hice fue ir al Avila. Técnicamente, hoy no conocí el Avila, pero ese sitio significa algo tan importante en mi día a día que no puedo evitar querer escribir sobre esa montana. 

Ahora que lo pienso, uno podría hasta escribir un librito de cuentos cortos con puras anécdotas ocurridas en el Avila. La verdad es que no esta mala la idea. Quizás un día me ponga a recopilar cuentos de gente con la que hable y los escribo. Una cosa así tipo los cuentos de Federico Vega. 

Yo antes, y por antes me refiero a esos anos cuando uno es adolescente "super hater",  no entendía muy bien esa cursileria de que Ilan Chester le cantara una canción al Avila o que los pintores venezolanos hicieran cuadros y cuadros de la montana. Pero, o me puse mas vieja y me uní a los cursis, o por fin entendí que hay que ser bien tarado como para no querer ir al Avila todos los días. 

Cuando la gente me pregunta que les de un consejo para dejar la depre, para olvidarse del novio, para no meterse mas drogas, para ponerse buenote o hasta para llevar a una jevita, siempre les tengo que contestar: SUBE EL CERRO PANITA! De verdad que la gente no se imagina la cantidad de animalitos, arboles, personajes, olores, colores que uno ve en ese cerro. Nada mas con una visita al Avila es como que si te tomaras una pastillita de felicidad. 

Y si ya estas alturas siguen leyendo y consideran que ya estoy demasiado come flor, pues también les recomiendo que suban así sea a engullirse un "sanduchito" de pernil en Galipan o un buen festín en casa Pakea, que la verdad no es un plan tan atletico ni cursi como el de subir caminando la montana, pero que ya por el hecho de estar metido en el Avila, te hace el día mas feliz. 

Espero no tener que usar el Avila la semana que viene para escapar de la tristeza, sino mas bien para drenar la adrenalina de la victoria.  Y poder mirar hacia abajo, contemplar mi ciudad de Caracas y saber que ha llegado la hora de que sea tan bonita desde abajo como se ve desde arriba. 

Un aplauso para el Avila...


jueves, 4 de octubre de 2012

Introducción y Manual de Uso

A muchos les he dicho que quisiera escribir un libro, una película, o algo así. Algunos, como mi mama y mis profesores, me dicen que debería hacerlo. Otros se quedan callados, y quizás en sus cabezas digan: Y esta ahora se cree escritora? Para que querrá ella escribir?

La verdad es que no se si algún día termine escribiendo algo importante, pero lo cierto es que como me distrae y disfruto mucho escribir, he decidido comenzar a crear un ritual de escritura a ver que tal. 

Esto de los blogs no lo entendía mucho hace un par de anos, pero ahora que estoy tan metida en la movida tecnológica, le he agarrado el gustico a la cosa. Con esto del blog uno puede auto declararse, y si así uno lo decide, autodiplomarse, como un "Escritor". Así que yo también me pego en esa. Y la próxima vez que me pongan a llenar una planillita donde me pidan ocupación, le voy a poner emprendedora/escritora. (Si antes me devolvían la planilla en el aeropuerto por poner emprendedora, creo que ahora duplique las probabilidades de que la cajera de inmigración me diga: "Que dice aquí mijita?")

Ahora que ya hable del porque, y di unas razones medio lógicas del origen del Blog, creo que debo escribir un poco sobre el contenido:

1) Idioma: En su mayoría sera español. Y digo "en su mayoría" porque si me conocen, sabrán de mi incontrolable, y para muchos insoportable, necesidad de meter varios idiomas al mismo tiempo. Como por ahora este blog es solo para mi, la verdad es que no me importa. Pero debo hacer la acotación por si algún tercero, que no tiene mas nada que leer, decide que vale la pena invertir su tiempo leyendo lo que escribo.

2) Tema: Como bien su titulo lo dice, escribiré sobre algo que en ese día conocí. ALGO, no necesariamente es Alguien. Por lo que escribiré sobre cosa, persona, situación, emoción, que tenga el gusto de haber conocido ese día y además considere suficientemente shocking o importante de compartir por escrito.
Se vale conocer una misma cosa varias veces. Porque uno nunca conoce nada en su totalidad. Ni uno se conoce a si mismo del todo. Mas frecuente de lo que pensarían descubro cosas de mi que ni sabia que tenia o podía.

3) Periodicidad: Por ahora, espero que sea algo regular. Mi mama me enseno que uno debe tener mucha disciplina en las cosas que hace, sino, "no las hagas ni te comprometas". Así que espero escribir mas de 3 veces a la semana. Y si no sucede, pues es porque me aburrí y no lo hice mas.

4) Extensión: No me comprometo a nada. COMO FLUYA :) 

Creo que es suficiente por ahora. Es el primer post y ya me extendí bastante. Además, mi mama me esta dando gritos para que vea a Barquisimeto inundada de gente apoyando a Henrique Capriles en su cierre de campana en el Edo.Lara. (By the way, mi mama es Guara. Así que TENGO que ir a verla echándoselas, con todas la razón, de que los guaros apoyan a Capriles)

LOVE,

Flavia