miércoles, 10 de octubre de 2012

Una motorizada en Caracas

Hoy, como la mayoría de los días que estoy en Caracas, salí en moto, rumbo a hacer mi religiosa rutina deportiva matutina. 

Para los que no andan en moto, o no sepan como es la cosa de estacionar tu moto en Caracas, les explico que ser motorizado en esta ciudad es como entrar en una categoría de "Leproso o ex presidiario". El 95% de la gente nos mira con desprecio, no importa lo catirita que seas o los miles de dolares que pueda costar tu moto, el desprecio se mantiene. 

Como es de esperarse, ningún estacionamiento deja que entren las motos, y si dejan que entres, es a tu propio riesgo, por lo que estamos relegados a contar ciegamente en los postes de la calle para encadenarlas o en el "panita" que cuida las motos y los cascos. 

La gente no se imagina el papel tan importante que cumple "el panita" para el motorizado en una ciudad como Caracas. Yo, particularmente, que soy una persona bastante rutinaria en cuanto a los sitios que visito, tengo mi colección de cuidadores de moto a los que quiero casi que mas que a mis hermanos. Uno empieza a desarrollar una relación bastante intima con ellos. 

La panita del Avila ya tengo tiempo conociéndola. Es una señora como de 50 anos, con acento medio dominicano (tal vez es cubana, pero no pillo bien de donde es porque se ha venezolanizado, y me da como pena preguntarle, no vaya a ser que se me ofenda). La tranquilidad que me da a mi la presencia de esa mujer frente a mi moto es irracional. Si uno se pone a pensar bien, Qué carrizo va a hacer una señora de esa edad si un malandro viene y monta mi moto en una camioneta?? Podrá pegar par de gritos, o decirme cuando vuelva del cerro: "ay mija sabes que se llevaron tu moto pero no pude hacer nada", pero aun así, uno cuida esa amistad como si fuera de oro. Tanto es así, que cuando me doy cuenta que no lleve la cartera para darle unas monedas, me pongo nerviosa, converso con ella como 10min y le ofrezco hasta chicle, no vaya a ser que se me ofenda la panita y ahí si es verdad que quien me cuida la moto y el casco? 

Mas o menos lo mismo es en el Parque del Este. Pero ahí tengo como una especie de combo, porque en la puerta a veces esta un muchacho que cuida las motos de los basqueteros, y en frente esta la señora que vende los jugos. Como el que cuida las motos es medio irregular, he decidido darle el casco a la de los jugos y la moto al muchacho, y cuando este ultimo no viene, le digo al amigo de la de los jugos que le eche un ojito a la moto también. Esta dinámica hace que me salga un poquito mas caro la tarifa, pero como ya esa zona es mas feita que Altamira, pues mejor pagar mas que quedarme sin moto. 

Desde un punto de vista económico y científicamente racional, es casi imposible explicarle esto a una persona que no viva en Caracas. Como es eso que existen los estacionamientos pero las motos no entran? Como es eso que los estacionamientos de carro cuestan 3bs pero uno le da por lo menos 5bs (y mosca si le das menos porque te lanza las monedas al piso) al panita que te cuida la moto en la calle? Y por que habrías de confiar mas en una señora de los jugos para que te cuide la moto que en el policía o el guardia nacional que esta sentadote ahí al lado comiendo chupi chupi? 

La respuesta lógica no la se. Pero lo que si puedo decir es que esta es una realidad, como mucha de las incomprensibles realidades de nuestra dinámica caraqueña, que no uno simplemente asumió vivir pero que en realidad son dignas de escribir y comentar.

Una Motorizada Caraqueña

PD: "Gracias panita, nos vemos mañana ;)...

No hay comentarios:

Publicar un comentario